664 588 224 

   info@liceodefarmacia.com

5 motivos para estar en redes sociales

redes sociales

No es nada nuevo que internet está presente en la vida de todos y va creciendo año tras año. Este auge se ha disparado, además, con la situación vivida por la pandemia del Covid-19, que ha favorecido que las personas pasen más tiempo frente a las pantallas. No solo ocurre en el terreno del entretenimiento y la comunicación, sino que se han digitalizado actividades que antes se solían hacer de manera presencial. Por poner algunos ejemplos, es más frecuente encontrar a personas que teletrabajan, que prefieren comprar de forma online o que asisten a clases mediante videoconferencias.

Como no podía ser de otra manera, esta tendencia también ha llegado al sector de la salud, donde aumenta el uso de aplicaciones móviles para controlar el estado de salud, gestionar las citas médicas o hacer seguimientos de los pacientes. Los datos reflejados en el siguiente informe, indican además que casi el 90% de los usuarios buscan información en internet sobre sus síntomas antes de acudir al profesional sanitario. Es por lo tanto en este entorno, sobre todo en las redes sociales, donde surge una oportunidad cada vez más atractiva para el profesional farmacéutico y las farmacias.

Muchas empresas deciden subirse al carro y abrir perfiles en redes sociales sin tener muy claro para qué lo hacen o cómo pueden ayudarles estas herramientas. Por ello, hoy os traemos los 5 motivos principales para que una farmacia utilice estas plataformas:

1. Consolidar nuestra marca 

En primer lugar, estar en redes sociales ayuda a las farmacias a crear una marca sólida. A través de ellas, podemos comunicar nuestra identidad y valores, así como acercarnos al público reforzando la confianza y familiaridad con aquellos que ya frecuentan nuestra botica. 

Otro punto importante será la visibilidad que ganaremos. Llegaremos a personas que no nos conocen aún y que pueden ser clientes potenciales, incluso aunque sean de otras zonas geográficas. Una marca cercana y activa en redes sociales será más valorada y, sobre todo, más recordada por los usuarios. Para ello, es importante que definamos la estrategia de comunicación que vamos a seguir en redes. Es decir, cómo vamos a transmitir nuestra marca y diferenciarnos del resto. Debemos ser conscientes de que con estas plataformas tenemos un enorme altavoz. Solo tenemos que tener claro qué mensajes queremos lanzar. Con cada publicación contamos un poco más sobre nosotros, lo que define nuestra marca y quiénes somos. En relación con esto, mostrar al equipo de la farmacia puede contribuir a humanizar la marca. Así se fomenta que los clientes sientan que nos conocen y se refuerce la relación farmacéutico-paciente. 

 Todo esto que comentamos sobre la consolidación de la marca también puede aplicarse en el caso de un farmacéutico que decida desarrollar su marca personal a través de sus perfiles propios. Con ello, además, podrá posicionarse como profesional e incluso encontrar oportunidades laborales y de creación de una red de contactos.

2. Comunicarnos con nuestro público objetivo

La segunda clave por la que es beneficioso para una farmacia tener perfiles en redes sociales es potenciar la relación con su público. Por un lado, estas plataformas contribuirán a fidelizar al cliente habitual de la farmacia, que encontrará en las redes otra vía para informarse o ser atendido. El consejo de mostrador del farmacéutico es de las cosas más valoradas por los clientes, por lo que será muy positivo interactuar con ellos y utilizar las redes como un apoyo de atención al cliente. De la misma manera, podremos obtener feedback de los usuarios que nos dará pistas sobre lo que les gusta y lo que podemos mejorar.

Por otro lado, una buena gestión de la comunicación en redes sociales permitirá crear una comunidad en torno a la marca de la farmacia. Es decir, no solo fidelizaremos a esos clientes sino que ganaremos nuevos seguidores interesados en nosotros y que interactúan con nuestro contenido. Es muy importante recordar que, para ello, el contenido que publiquemos debe ser de valor y que le aporte algo a nuestros followers.

Divulgación científica

Dentro de la ventaja que supone la comunicación con nuestro público objetivo, queremos destacar otra oportunidad que nos ofrecen las redes sociales: contribuir a la educación sanitaria de los usuarios.

Nuestros perfiles pueden ser utilizados, además de para hablar de nosotros y nuestros productos, para informar o concienciar a la población sobre ciertos temas sanitarios. Un ejemplo de ello son las publicaciones donde farmacéuticos explican cómo realizar un test de antígenos o comparten datos sobre la incidencia del virus. Esta es una forma de aportar contenido útil y relevante para el cliente, que va a querer verlo y compartirlo en sus propios perfiles. Tanto una marca personal de un farmacéutico como una de farmacia, puede posicionarse como esa figura experta que ayuda en redes a la divulgación científica con información fiable y de calidad

Según los datos de Clinic Cloud afirman que más de 40% de los usuarios se ven influenciados por la información en redes sociales a la hora de ocuparse de su salud, y que el 90% de los jóvenes de entre 18-24 años confía en la información sanitaria que encuentran en estas plataformas. Por lo tanto, será muy positivo compartir información veraz en un entorno como son estas plataformas, donde encontramos numerosos bulos y noticias falsas en torno al sector de la salud. 

3. Hacer promoción

A continuación, hablaremos de otra razón por la que una farmacia debería plantearse estar en redes sociales: la promoción. Estas plataformas son la herramienta perfecta para publicitar productos, descuentos, packs, ofertas por una fecha señalada, talleres, etc.  a un precio mucho menor que en otros medios de comunicación. 

 Al promocionar nuestros productos y servicios, podemos utilizar dos estrategias:

  • Contenido orgánico. Se trata de dar a conocer nuestros productos a través de las publicaciones o historias de nuestros perfiles de redes sociales sin invertir dinero en ellas. En este caso el alcance será menor, ya que la audiencia será, por lo general, una parte de nuestros seguidores. 
  • Publicidad pagada. Se trata de utilizar las herramientas que nos ofrece cada red social para promocionar una publicación. Es decir, invertir dinero para que un post sea visto más veces o por un mayor número de personas. Al utilizar la publicidad, podemos segmentar de manera específica a quién queremos mostrar nuestro anuncio, utilizando criterios como la edad, el sexo, intereses, hábitos de consumo, etc. De esta manera, podemos jugar combinando esas variables para dar en la diana y que nuestra promoción sea más efectiva. Un ejemplo de ello sería, por ejemplo, anunciar una nueva copa menstrual disponible en la farmacia a un segmento formado solo por mujeres y con una edad por debajo de los 40 o 50 años.

4. Potenciar un e-commerce

Aquellas farmacias que deciden ampliar su proyecto mediante el canal online, también se verán beneficiadas por el uso de las redes sociales. Si conseguimos generar contenido que interese a nuestros seguidores, es probable que hagan clic en los enlaces a nuestra web para conocer más sobre el tema o los productos de los que se hable. Las redes sociales serán, por lo tanto, una fuente de tráfico de calidad hacia la página web donde se desarrolle el e-commerce. ¿Y sabes en qué se traduce el aumento de visitas a un e-commerce? Sí, en ventas. Llevando a cabo una comunicación eficaz en redes sociales, podemos conseguir que los usuarios interesados en los productos lleguen a ellos y se acabe alcanzando la conversión.

Además, contar con perfiles en redes sociales nos dará a conocer, como hemos mencionado anteriormente, a usuarios más allá del ámbito local. Esto significa que aunque estas personas que nos siguen probablemente no vengan a nuestra farmacia a comprar, pueden llegar a ser clientes nuestros en el caso de tener un e-commerce.

5. Networking

Como última razón por la que es interesante para el farmacéutico y la farmacia estar en redes sociales, os hablaremos del networking. Estas plataformas son un punto de encuentro perfecto para interactuar y conocer a otros profesionales, empresas y organizaciones del sector farmacéutico.

En las redes sociales no solo estará lo que podemos considerar nuestra competencia (lo cual también nos dará una idea de la comunicación que llevan a cabo), sino que encontraremos la oportunidad de entablar relaciones con otros profesionales e incluso llegar a colaborar. Los datos de Clinic Cloud señalan que el 31% de los sanitarios utilizan estas plataformas para construir redes profesionales. Un ejemplo de red social donde se facilitan este tipo de sinergias es LinkedIn.

¡ Comparte este artículo en redes !